Aquí te vamos a explicar cómo encontrar la talla real de tu peque

Si no te apetece leer toda esta información, puedes utilizar nuestra herramienta mágica: Ayúdame a elegir.

Pero si quieres estar al corriente de todo, entonces sigue leyendo (¡es interesantísimo!)

En Petits pas de Géant, sabemos que comprar zapatos online puede parecer parecer tarea de ninjas...

¡Más aún si se trata de los primeros zapatos de tu bebé!

  • ¿Y si me equivoco eligiendo la talla?
  • ¿Cómo sé cuál es la forma correcta?
  • ¿Cuánto tiempo puede usarlos?
  • ¿No debería probárselos en tienda?

Llevamos 17 años en el sector y estamos aquí para ayudarte a elegir la talla y el modelo perfecto para tu pequeño gigante.

¡Tranqui! ¡Somos expertos en la materia!

Elegir la talla correcta

El calzado para niño es un mundo aparte, ¡cada marca utiliza tallajes totalmente diferentes!

No hay talla estándar

Por lo tanto, decir “mi hijo gasta una talla 20” no significa nada.

No es una buena práctica ir a la tienda a medir los pies de nuestros hijos con cintas métricas de plástico o guiarnos por la talla de otra marca de calzado, es inútil.

En Petits pas de Géant, por ejemplo, no puedes buscar todos los zapatos que tenemos en la talla 23. Es una elección que hemos hecho.

No tendría sentido, porque una talla 23 de una marca puede ser demasiado grande para tu peque, mientras que una talla 23 de otra marca podría ser demasiado pequeña.

Entonces, ¿cómo sé en qué talla le debo coger el par que quiero?

Desde Petits pas de Géant nos hemos encargado de medir cada modelo de zapatos que recibimos, para que tú solo tengas queda medir los pies de tu hijo y comparar.

Te explicamos cómo lo hacemos.

(Si te pica la curiosidad y quieres saber cómo medimos los zapatos con nuestras herramientas, incluida una llamada Plus 12, te invitamos a ver el siguiente video: conceptos: ¿Cómo medimos nuestros zapatos).

Una vez obtenidas las medidas, ponemos a tu disposición la tabla de medidas para cada modelo.

Solo te queda mirarlo, ¡ya lo hemos calculado todo por ti!

No añadas ni quites centímetros de margen.

¿Cómo funcionan nuestras tablas de medida?

Se asemejan a esto y constan de 4 columnas.

Puedes encontrarlas en la página de cada artículo haciendo clic en “ver la tabla de medidas”.

  Dóblale los deditos de los pies y marca un punto en el hueso  Utiliza estas marcas como puntos de referencia

Si tu peque aún no puede ponerse de pie

Es demasiado pronto para comprarle zapatos, pero puede que necesite zapatitos.

1- Cuando esté acostado (quizás incluso mientras duerme), coloca una regla o cinta métrica debajo de sus pies.

2- Mide bajo sus pies desde el talón hasta el dedo más largo. Asegúrate de que el dedo no está doblado. Así sabrás la longitud de sus pies.

3- Mide, debajo sus pies, desde la base del dedo gordo hasta la base del dedo meñique. Esto te dará el ancho de sus pies.

¿Y ahora que ya tengo las medidas?

- la segunda columna muestra la longitud realmente disponible para el pie en el interior del zapato.

Esta es la medida la que hemos obtenido con las herramientas que te comentábamos antes.

(Esto no siempre concuerda con la longitud de la plantilla interior, a veces hay un poco más o un poco menos de espacio).

- la tercera columna muestra la medida mínima que deben tener los pies al comprar un nuevo par de zapatos. (A continuación te explicamos cómo medir el pie de tu hijo.

A la hora de comprar un par de zapatos nuevos lo ideal es que el pie de tu peque tenga un espacio de 1 cm libre en la punta del zapato (máximo 1,2 cm), para que sean libres y tengan espacio para crecer.

- la cuarta columna indica hasta cuándo podrá usar los zapatos tu peque, es decir, cuándo será el momento de coger una talla más.

Deberás cambiar los zapatos cuando quede aproximadamente 0,4 cm de espacio entre el pie y el zapato, ya que el pie se expande al caminar y necesita ese espacio para poder moverse.

A SABER

Vamos a tomar un ejemplo concreto que podrás reproducir con las medidas de los pies de tu hijo.

Si los pies de un niño miden 12,3 cm, lo ideal es que sus nuevos zapatos nuevos sean aproximadamente 1 cm más largos, es decir, 13,3 cm. Como no siempre es posible que exista 1 cm exacto, te damos un margen entre 0,8 cm y 1,2 cm.

Entonces, para un pie de 12,3 cm, los zapatos pueden medir entre 13,1 cm y 13,5 cm cuando vayas a comprarlos.

Tu pequeño gigante ya no tendrá suficiente espacio para sus pies cuando solo le quede un margen de 0,4 cm. Si los zapatos que has pedido miden 13,5 cm, deberás cambiarlos cuando el pie mida 13,1 cm.

Breve resumen en imágenes para que quede más claro

¿Cómo se miden los pies de tu hijo?

Necesitarás:

  • Un lápiz
  • Una regla
  • Una hoja de papel (opcional)
  • Dos adultos ;-)
  • Los pies descalzos de tu peque

¿Si tu hijo puede ponerse de pie:

1- Debe estar de pie para que puedas tomarle las medidas, de manera que sus pies queden bien extendidos gracias al peso de su cuerpo. Puedes ponerle una hoja debajo o hacer las marcas directamente en el suelo (Algunos niños se niegan a que le coloques una hoja).

Medir la longitud del pie:

2- Marca una línea delante de su dedo más largo con el lápiz perpendicularmente a la hoja.

3- Marca una línea detrás de su talón. El lápiz debe estar contra el pequeño bulto del talón y de nuevo perpendicularmente a la hoja.

Mide el ancho del pie:

4- Marca una línea en el lado del pie, contra el pequeño bulto en la base del dedo meñique.

5- Marca una línea en el lado del pie, contra el pequeño bulto en la base del dedo gordo.

6- Conecta los dos puntos de largo, luego los dos puntos de ancho. Esto te dará una cruz ligeramente inclinada.

Repite la operación con el segundo pie.

A veces sucede que los dos pies no miden exactamente lo mismo.

Ojo: más allá de los 0,4 cm de diferencia, es muy probable que sus piececitos se hayan movido o que el boli no estuviera correctamente perpendicular.

¡Inténtalo de nuevo!

Sabemos que al principio los niños no cooperan mucho, pero a medida que crecen, les empezará a gustar hacerlo. ¡No te preocupes!

¿Quieres algunos truquitos?

Sienta a tu hijo frente a una mesa de café o al sofá y déjalo que se entretenga con la plastilina, algo con cremallera, mando de la tele… échale imaginación ;)

Un adulto puede jugar con él y ponerle dos dedos sobre su pie para sujetarlo.

El otro dibuja 4 líneas pequeñas. Bajo ningún concepto traces todo el contorno del pie. No nos sirve de nada y al hacerle cosquillas se va a mover.

No es necesario que pongas su pie sobre un folio, puedes marcarlo directamente en el suelo. A algunos niños no les gusta la sensación del papel.

No pasa nada si tienes que repetir el proceso varias veces. Es mejor estar seguro de las medidas que has sacado.

No redondees las medidas: 12,4 cm no son 12,5 cm. Corres el riesgo de no elegir la talla correcta.

Los pequeños bultitos son los huesos.

En la base del dedo gordo, y en la base del dedo pequeño

Dóblale los deditos de los pies y marca un punto en el hueso

Utiliza estas marcas como puntos de referencia

Si tu peque aún no puede ponerse de pie

Es demasiado pronto para comprarle zapatos, pero puede que necesite zapatitos.

1- Cuando esté acostado (quizás incluso mientras duerme), coloca una regla o cinta métrica debajo de sus pies.

2- Mide bajo sus pies desde el talón hasta el dedo más largo. Asegúrate de que el dedo no está doblado. Así sabrás la longitud de sus pies.

3- Mide, debajo sus pies, desde la base del dedo gordo hasta la base del dedo meñique. Esto te dará el ancho de sus pies.

¿Y ahora que ya tengo las medidas?

Tienes dos opciones.

La más sencilla:

Basta con que introduzcas las medidas que acabas de obtener en nuestra herramienta: Ayúdame a elegir .

Nuestro algoritmo va a tener en cuenta las medidas que le vas a proporcionar.

No redondee, ni añadas ni quites nada. Indica las medidas en centímetros.

Selecciona el nivel de motricidad y las características de los pies de tu pequeño gigante, y .... ahora, por arte de magia va a aparecer toda la selección de pares que se adaptan a las características de tu peque.

¡Ahora solo te queda elegir tus preferidas!

En la pestaña de conceptos puedes ver unos vídeos cortitos que describen muy bien los diferentes niveles de motricidad.

Allí encontrarás el nivel de tu hijo.

La más autónoma:

Mira la tabla de medidas del modelo en concreto que quieres pedir y compáralo con las medidas de los pies de tu peque que acabas de obtener.

De igual modo, es importante que compruebes que el modelo se corresponde con la morfología de sus pies y con su nivel de motricidad.

Toda esta información está disponible en la página de cada producto.

No cojas una talla más grande de lo que sugiera la tabla, nosotros ya hemos tenido en cuenta todos los márgenes.

El dato más importante y en el que hay que llevar más cuidado: la longitud disponible en el zapato. No debe medir más de 1,2 cm que el pie más corto.

Consejo: En promedio, y dependiendo del ritmo de crecimiento, un niño:

- Entre 1 a 2 años cambia de talla cada 2 o 3 meses.

- Entre 2 y 4 años, cada 3 o 4 meses.

- Entre 4 y 6 años, cada 4 o 6 meses

- A partir de los 6 años, crece de una a dos tallas por año.

Por supuesto, esto dependerá de tu peque, es un promedio.

Mídele los piececitos todos los meses para asegurarte de que los zapatos aún le queden bien.

Cada vez que cambies de talla, tendrás la impresión de que los zapatos le paran demasiado grandes.

¡Tranqui! Hemos dedicado un artículo precisamente a eso "¿Le quedan demasiado grandese ?"

No estamos acostumbrados a dejar suficiente espacio para nuestros pies en nuestros zapatos.

¿Sabías que alrededor del 70% de los niños llevan zapatos demasiado pequeños?

¿Y que el 27,5% de ellos llevan incluso dos tallas menos?

uedes encontrar más información al respeto de este estudio europeo en nuestra Guía gigante sobre zapatos para primeros pasos, zapatitos y zapatos respetuosos . Allí encontrarás mucha información sobre los pies de los niños, cómo elegir el calzado adecuado, las etapas de la motricidad... Así tendrás todos los argumentos para convencer a la gente que te rodea de utilizar zapatos flexibles, blanditos y suaves.

Si todavía tienes dudas sobre las tallas, ¡podemos ayudarte! Escríbenos e indícanos las medidas en cm de los pies de tu peque, su nivel de motricidad y si crees que sus pies son más bien finos, normales o regordetes. Nuestro equipo te responderá de forma personalizada.